No me gusta cocinar

image

No he encontrado un título más contundente para dejar clara mi opinión sobre el tema del arte de cocinar. Los fogones y yo no somos precisamete buenos amigos y me empieza a poner de los nervios tanto programa televisivo, actualmente en formato reality o derivados. Lejos quedan ya los tradicionales como los del incombustible Argiñano todavía vivito y coleando. Ahora triunfan los Masterchef y sus clones. O las versiones cañis de productos de fuera, caso del orondo Chicote y su Pesadilla en la cocina que viene de UK y luego de los USA con el inefable chef Ramsey.

Porque si hace años el sueño de muchos niños era ser futbolista ahora se ve con buenos ojos ser Cocinero. Pero no uno del montón si no de esos con muchas estrellas Michelín. Los medios de comunicación han elevado a ciertos sujetos a la categoría de semidioses… por saber cocinar. Y digo yo, ¿ nos hemos vuelto locos.?  Mi madre lleva cocinando más de los que quisiera y si por ella fuese no volveria a cocinar más.

Porque por mucho que me lo vendan de mil formas, cocinar es un rollo. Se cocina para alimentarse y punto. Todo lo demás son solo cuentos, modas estúpidas y marketing bien estudiado para hacer negocio con ello. Bien sea para venderte cuchillos, libros de recetas maravillosas o delantales multicolores como los que se gasta el señor Chicote. El mundo de la cocina me recuerda a las épocas donde las farmacias si que eran farmacias y creaban sus formulas magistrales, conjunto de determinados componentes químicos que combinados de forma sabia eran capaces de currar muchas dolencias habituales.

La cocina es exactamente igual, combinación de diferentes componentes que se modifican mediante el calor principalmente, o el frío. Son pura química, igual que los perfumes, las formulas magistrales o el plástico. Química para comer. Y quieran o no terminará por desaparecer, como ejemplo que he puesto de las formulas magistrales y otros similares.

En un futuro cercano la cocina seguirá ese mismo destino y ya no tendremos una habitación en nuestras viviendas dedicada a cocinar. Tendremos un dispensador de comida de reducido tamaño capaz de proporcionarnos los nutrientes necesarios. Y se podrá programar la forma y manera en que nos los presente. Alguno de ellos se ha dejado ver en forma de prototipos de impresoras 3D de productos alimenticios. Y es solo el principio. Cocinar de la manera actual es poco eficiente e incomoda. Y seguro que cuando dentro de unos siglos se estudie nuestra forma de cocinar actual seremos vistos como unos tontos de remate.

 

Anuncios

Un pensamiento en “No me gusta cocinar

  1. Cocinar ¿necesidad, profesion artistica o expectaculo TV? Asi lo titularia yo! Enhorabuena Bloggero! Ahora con los hijos mayores haces +conexion productiva!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s